Lectura 3 minutos

El 21% de las empresas del IBEX 35 cuenta una comisión específica para supervisar la sostenibilidad, según el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad de Forética 

Las compañías del IBEX 35 que disponen de una Comisión de Sostenibilidad especializada obtienen una calificación de las agencias de rating un 20% superior a aquellas empresas que no hacen referencia explícita a la sostenibilidad

El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, integrado por más de 50 empresas, profundizará durante este año sobre la composición de los Consejos de Administración sostenibles y cómo se están integrando los aspectos ESG (ambientales, sociales y buen gobierno) en los modelos de gobernanza

Madrid, 10 de marzo de 2020.- El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, coordinado por Forética y liderado por Aena, Bankia, Cuatrecasas, Grupo Cooperativo Cajamar y Leroy Merlin, trabajará este año en profundizar sobre la definición y composición de los Consejos de Administración sostenibles, y la integración de los aspectos ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno) en los modelos de gobernanza del IBEX 35.

Según el estudio elaborado por Forética, el 21% de las compañías que integran el IBEX 35 cuenta con una comisión específica para supervisar la sostenibilidad. Además, las empresas que disponen de una Comisión de Sostenibilidad especializada obtienen una calificación de las agencias de rating un 20% superior a aquellas que no hacen referencia explícita a la sostenibilidad.

“En un nuevo mercado en el que las empresas que gestionan los aspectos extra financieros son aquellas con un mayor rendimiento, el incluir aspectos de la sostenibilidad a la hora de estructurar el Consejo de Administración cobra cada vez una mayor importancia. Las compañías han de promover el desarrollo de competencias de sostenibilidad entre sus consejeros y desarrollar nuevos sistemas de incentivos y remuneraciones que incluyan la sostenibilidad en la evaluación del desempeño de los mismos”, afirma Jaime Silos, Director de Desarrollo Corporativo de Forética y responsable del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad.

En este contexto, crecen los requisitos en transparencia y gobernanza, se incrementa el número de actores con afán de liderazgo y se desarrollan nuevas herramientas para su gestión. El objetivo del Clúster es profundizar en cómo preparar a un Consejo de Administración para integrar los aspectos ESG en su matriz de competencias, con foco en las principales tendencias del mercado: Redefinición del propósito empresarial; aumento de los riesgos ESG y los cambios de marco regulatorio; e integración sistemática de ESG por parte de los inversores. En junio, Forética presentará un nuevo estudio para valorar la progresión de los Consejos de Administración en esta materia.

Cadena de Valor y el Futuro del Reporte

Durante este año, el Clúster también trabajará, con un enfoque multisectorial, dos de los principales temas de tendencia en el ámbito de la Transparencia y Buen Gobierno:

  • Diligencia debida en la cadena de valor: Los estudios desarrollados por Forética revelan que una parte importante de las controversias de las empresas en materia de sostenibilidad no se producen en la propia compañía, sino que el origen está en algunos de sus proveedores. El gran cambio de esta década es que la responsabilidad social de las compañías se extiende a sus proveedores. Por ello, tener mecanismos no solo de supervisión, sino de capacitación de los proveedores en ESG es un factor fundamental de competitividad y de gestión de posibles crisis.

Desde el Clúster se trabajará en cómo desarrollar políticas y herramientas de gestión de los aspectos sociales (derechos humanos y laborales fundamentalmente), ambientales (impactos) y de integridad (corrupción) en la cadena de valor, con especial foco en la cadena de suministros.

  • El futuro del reporte: En un contexto en el que estamos observando un fuerte solapamiento de estándares de reporte (GRI, SASB, WEF), normativa de información no financiera y exigencias de inversores, las compañías deben revisar de manera estratégica la eficacia de las distintas alternativas al reporte para garantizar el mayor impacto.