Lectura < 1 minuto

El Grupo Cajamar ha firmado un acuerdo con TREA Asset Management, a través del cual se compromete a incluir criterios éticos y de inversión socialmente responsable en los fondos de inversión que se comercializan a través de la red de oficinas del Grupo. Con ello, Cajamar avanza en la aplicación del Sistema ético de Gestión de la Entidad y apuesta por las finanzas responsables como clave en la gestión de sus activos. Con ello se busca mejorar el impacto de la actividad financiera en el conjunto de la economía y en la sociedad.

La inversión socialmente responsable se convierte en un elemento clave, cada vez más atractivo para la inversión institucional y también para los inversores particulares. Estos criterios definen un modelo de inversor que, además de preocuparse por la rentabilidad de sus fondos, está comprometido con el entorno y cómo los criterios que utiliza para la selección de sus inversiones afectan a éste.

El mutuo compromiso adquirido por el Grupo Cajamar y Trea incluye tanto criterios negativos, es decir, criterios éticos excluyentes, como criterios positivos o valorativos (best-in-class). Entre los criterios negativos o excluyentes destaca, por un lado, el compromiso de no invertir en compañías cuyo domicilio social se encuentre localizado en paraísos fiscales; y, por otro, el compromiso de no invertir en empresas con peor desempeño ESG. A tal efecto se utilizará uno de los rankings y metodologías más reconocidos en este ámbito de la inversión socialmente responsable: Bloomberg ESG. Dicho ranking recoge y procesa datos ESG, es decir, de desempeño social, ambiental y de gobernanza, de más de 16.000 compañías ubicadas en casi 70 países diferentes