Lectura < 1 minuto

Los ODS lograron establecer un lenguaje común y una visión compartida sobre qué es el desarrollo sostenible. Asimismo los ODS definen claramente un papel para la empresa en aportar a la consecución de la agenda global post-2015. Esta visión promueve las alianzas público-privadas para el desarrollo, el desarrollo de cadenas de valor integradas y la incorporación de consumidores en mercados emergentes. De igual manera se entiende que la agenda del desarrollo sostenible es universal y se hace un llamamiento a las empresas a entender los ODS como motor de innovación, sostenibilidad y responsabilidad social en todos los países en los que operan, sean desarrollados o no.
En definitiva, los ODS apelan a integrar las principales temáticas de desarrollo sostenible en las estrategias de gestión y en el modelo de negocio de las empresas.
Muchos son los informes que presentan encuestas sobre la percepción de los ODS en el entorno empresarial, enumeran las oportunidades para las empresas en la integración de los ODS o dan pautas sobre cómo realizar esa integración.

Puedes descargar el documento aquí.