Search
Close this search box.
Measuring corporate social impact in the era of sustainability

Nos encontramos en un momento decisivo a la hora de dar un impulso al impacto social empresarial.  

Por un lado, aparece la necesidad de que desde las empresas se responda, con acciones y compromisos cada vez más contundentes a una situación donde los riesgos sociales, como la desigualdad, las condiciones de vida cada vez más vulnerables, la salud, o la ausencia de mecanismos apropiados de debida diligencia en derechos humanos, están amenazando el concepto mismo de desarrollo sostenible.  

La cada vez más profusa legislación en sostenibilidad, especialmente en la UE, acelera el proceso anterior, como por ejemplo gracias a la Directiva de Debida Diligencia que verá la luz en los próximos meses.  

No sólo eso, este nuevo escenario normativo, también pone de manifiesto un creciente interés del regulador a la hora de estandarizar y crear modelos de reporte en el que se mida y rinda cuentas del impacto social generado (es el caso de los ESRS, que a partir de 2024, van a estructurar, junto a la CSRD, el modelo de reporte de las empresas europeas).  

Por otro lado, los inversores, en sus estrategias de inversión, se preocupan por entender cada vez mejor cuál es el rol de las empresas en su comunidad y qué impacto generan en las personas y sociedades.  

Para todo ello se necesitan datos e indicadores lo más comparables y estandarizados posibles, de tal manera que permitan el análisis adecuado para seguir evolucionando este entendimiento del rol social de la empresa y sustanciando unos compromisos (reales y efectivos) cada vez más ambiciosos.   

Con estas premisas, consideramos la medición del impacto social empresarial, como la próxima piedra de toque (un elemento que hay que vencer para seguir el avance más rápido y seguro) de la S social en los modelos ESG de las empresas. Desde el Clúster de Impacto Social, la iniciativa de referencia en estos aspectos en nuestra organización, estamos centrando una parte importante de nuestro trabajo a analizar estos elementos:  

  • Las distintas metodologías de medición de impacto social existentes en el mercado global, cuál es su evolución y perspectivas, cuál funciona mejor en cada caso en cada enfoque o en función de los distintos niveles de madurez de la organización.  
  • Qué suponen las nuevas normativas en reporte, especialmente los ESRS, en todo este contexto. Cómo podemos utilizarlos para construir un sistema de medición coordinado y alineado, que nos permita utilizar los mismos datos del reporte en sostenibilidad para comprender, actuar y poner en valor nuestro impacto social. 
  • Qué elementos de desarrollo futuro pueden impactar de manera disruptiva este contexto, La tecnología será, con toda seguridad, uno de ellos.  
  • Qué otras iniciativas a nivel internacional, debemos mantener en el radar, es el caso de los estándares internacionales (ISSB) o desde el punto de vista financiero, el impulso de un TFSD.  

El grupo de más de 60 grandes empresas, lideradas por Grupo Cooperativo Cajamar, ILUNION, Mahou-San Miguel, ManpowerGroup y Naturgy, publicará a finales de año un documento donde recoja toda esta información y análisis, incluyendo los ESRS definitivos. Mientras tanto, desde el equipo social de Forética, nos ponemos a vuestra disposición por si necesitáis cualquier tipo de apoyo en el proceso de avanzar en vuestro modelo de medición de impacto social.  

Related articles