Lectura 4 minutos
  • El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad -liderado por Forética y compuesto por 55 empresas, encabezadas por Bankia, Grupo Cooperativo Cajamar, Cuatrecasas y Leroy Merlin- profundiza en la importancia de fortalecer la gobernanza corporativa, integrando los elementos ambientales, sociales y de transparencia en la estrategia de las compañías como clave para la creación de valor a largo plazo

 

  • El Clúster de Transparencia determina la importancia de establecer un propósito empresarial sostenible, claro y bien articulado como vía fundamental para la generación de un retorno positivo real en todos sus grupos de interés

Madrid, 18 de marzo de 2021.- NOTA DE PRENSA

El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, liderado por Forética y compuesto por 55 empresas encabezadas por Bankia, Grupo Cooperativo Cajamar, Cuatrecasas y Leroy Merlin, impulsa la integración de los elementos ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno, por sus siglas en inglés) en los modelos de gobernanza, como elemento clave para la creación de valor a largo plazo en las compañías.

El Clúster aborda la transición actual en materia de gobernanza corporativa desde tres ejes principales: la articulación del propósito empresarial sostenible de las compañías en un mundo ‘fake’; la importancia de la ‘debida diligencia’ y de la responsabilidad fiduciaria (sobre asuntos de terceros) de las organizaciones en cuanto a aspectos de sostenibilidad en toda la cadena de valor; y las nuevas tendencias en materia de reporte de la información no financiera en el camino hacia la estandarización.

Jaime Silos, Director de Desarrollo Corporativo de Forética, afirma: “Nos encontramos en un momento clave en el que es necesario fortalecer la gobernanza de las organizaciones mediante la integración de los elementos de sostenibilidad en toda la cadena de valor como elemento fundamental para el desempeño financiero de las compañías. Las transformaciones que estamos enfrentando hacen imprescindible un nuevo enfoque en los Consejos de Administración y en la alta dirección. Ante la creciente sofisticación en los mercados es más necesario que nunca el fortalecimiento de las competencias en materia ESG, no sólo a nivel de gestión en el máximo nivel ejecutivo, sino en el seno del Consejo, con el objetivo de contar con una alta dirección sólida que sepa articular un liderazgo sostenible con un impacto positivo para la compañía tanto a nivel interno como externo. Esta nueva Gobernanza se perfila como elemento clave para la competitividad empresarial durante los próximos años”.

El informe ‘Hacia la nueva Gobernanza ESG: Consejos de Administración sostenibles’ publicado por Forética, explica la transición actual de un modelo de gobernanza, en el que el accionista era el principal –y casi único- foco de atención, hacia una Gobernanza con ‘G mayúscula’. Este nuevo enfoque parte del accionista como grupo de interés principal, mientras que promueve y vela por un sentido del propósito empresarial que revalide su licencia para operar en entornos inciertos (y a veces convulsos); integre competencias en riesgos y oportunidades ESG; y potencie el diálogo continuo con los grupos de interés.

Vinculado con la próxima Directiva Europea de Gobernanza Sostenible, cuya publicación está prevista para mediados de 2021, el Clúster de Transparencia trabajará en una investigación con el foco en analizar cómo la sostenibilidad forma parte de la responsabilidad fiduciaria de los Consejos, cómo se pueden gobernar los aspectos climáticos y sociales a lo largo de las cadenas de suministro (‘debida diligencia’) y cómo se abordan los aspectos tecnológicos ligados a una correcta gestión y control de cadenas de suministro, como herramienta fundamental para la transparencia y la prevención de la corrupción.

 

Articular un propósito empresarial sostenible

Raquel Suárez, Responsable del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, destaca: “La formulación de un propósito empresarial claro, bien articulado y alineado con elementos de sostenibilidad y con el contexto en el que las compañías desarrollan su actividad es uno de los elementos que está adquiriendo mayor importancia los últimos años. Desde el Clúster de Transparencia hemos constatado la relación que existe entre este propósito sostenible y su impacto en el desempeño financiero de las compañías y su reputación, generando un retorno positivo real en todos los grupos de interés y aportando coherencia y estructura a las decisiones que las empresas toman a nivel estratégico. Hemos concluido, como claves para que este propósito genere valor, las siglas ‘GALA’: Genuino, Aspiracional, de Largo Plazo y Accionable”.

En el encuentro empresarial celebrado por los miembros del Clúster se han analizado experiencias empresariales de articulación de un propósito corporativo vinculado con la creación de valor, por parte de Luisa Alli, Directora de Comunicación de IKEA España; Ramón Pueyo, Socio de KPMG; y Borja Miranda, Managing Director de Morrow Sodali.

Otro de los temas clave que centrarán el trabajo del Clúster este año será el futuro del reporte ESG, marcado por la revisión de la Directiva europea de Divulgación de la Información no Financiera -que se publicará en el primer trimestre del año- y la llamada ‘guerra de reporte’, en búsqueda de un único estándar de reporte que dé respuesta a los retos que se han presentado durante las dos últimas décadas en esta materia y facilite la comparabilidad de los datos para una mejor toma de decisiones por parte de los inversores.

Adicionalmente, en materia de gobernanza de aspectos ESG, el Clúster analizará la influencia de los aspectos climáticos como reto estratégico que las compañías deben gestionar, con la importancia de tener en cuenta cómo afectan los riesgos derivados del cambio climático a los activos de las compañías, tema que el Banco Central Europeo ha puesto en primera línea de la agenda con la reciente creación de un grupo de trabajo para abordar estos temas.

Además, a lo largo de todo el año el Clúster seguirá actualizando sobre otros temas de actualidad en este ámbito, como la taxonomía europea de finanzas sostenibles, la evolución de las exigencias de los inversores o los requerimientos de las agencias de rating en materia de sostenibilidad.

Desde su creación en 2016, el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad se ha enfocado en analizar temas como la creación de valor a través de la gobernanza y la gestión extrafinanciera, el activismo accionarial ESG o las competencias en sostenibilidad en los Consejos de Administración.