Lectura 5 minutos
  • El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad -liderado por Forética y compuesto por más de 55 empresas- aborda la propuesta de nueva Directiva europea sobre Reporte de Sostenibilidad (Corporate Sustainability Reporting Directive) y analiza el impacto que tendrá en las empresas y en el proceso de reporte de su desempeño en materia ESG
  • La propuesta de nueva Directiva europea -que afectará a 50.000 empresas en Europa y que busca fortalecer las bases de una inversión sostenible-, tiene como fin la estandarización y simplificación de los marcos de reporte existentes, con el objetivo de asegurar la comparabilidad de la información sobre el desempeño en sostenibilidad de las compañías para una mejor toma de decisiones por parte de los inversores

El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, liderado por Forética y compuesto por más de 55 grandes empresas españolas -encabezadas por CaixaBank, Cuatrecasas, Grupo Cooperativo Cajamar y Leroy Merlin- aborda el futuro del reporte de sostenibilidad, analizando las novedades que aporta la propuesta de nueva Directiva europea sobre Reporte de Sostenibilidad Corporativa -Corporate Sustainability Reporting Directive (CSRD)- y cómo las modificaciones que incluye pueden afectar al reporte tradicional de las organizaciones y a la actividad de los desarrolladores de marcos de reporte.

La Comisión Europea publicó el pasado 21 de abril la propuesta de nueva Directiva sobre Reporte de Sostenibilidad, que sustituirá a la Directiva de Información no Financiera en los informes que se publiquen en 2024 sobre el ejercicio de 2023 según previsiones de la Comisión Europea, como parte de la estrategia europea para fortalecer las bases de una inversión sostenible. Con esta reforma -aún pendiente de aprobación-, el contenido de la información corporativa en materia ESG (ambiental, social y de buen gobierno) será más detallado, incluyendo información sobre los objetivos de sostenibilidad que se hayan establecido en cada organización, así como el progreso en su cumplimiento.

Jaime Silos, Director de Desarrollo Corporativo de Forética, afirma: “El futuro del reporte de sostenibilidad es un área de incertidumbre para las compañías. La anterior Directiva de Información no Financiera y su transposición en forma de Ley en España se verán modificadas por esta nueva Directiva que pretende homogeneizar y estandarizar el reporte de sostenibilidad de las organizaciones, cambiando por completo el marco europeo utilizado hasta el momento. El objetivo de la Comisión es mejorar el proceso de reporte de información de las empresas acerca de su desempeño en materia ESG, con el objetivo de que esta información sea útil tanto para inversores como para otros grupos de interés. Tras una larga tradición de reporte en sostenibilidad, muchas compañías se enfrentan a una mayor concurrencia de estándares, al tiempo que los reguladores persiguen un marco único y universal. En este contexto, las empresas deben revisar de manera estratégica la eficacia de las distintas alternativas al reporte para garantizar el mayor impacto”.

La nueva Directiva sobre Reporte de Sostenibilidad amplía el número de compañías a las que es de aplicación, llegando a alcanzar las 50.000 empresas en Europa. Con esta iniciativa, la Comisión tiene como vocación simplificar el reporte y alinearlo a los estándares y marcos existentes (GRI, SASB e IIRC, TCFD, etc.). En este sentido, la Comisión ha solicitado asesoramiento sobre la futura estandarización del reporte al EFRAG (Grupo Asesor Europeo de Información Financiera), con el objetivo de asegurar la comparabilidad de la información sobre el desempeño ESG de las compañías para una mejor toma de decisiones por parte de los inversores. La nueva Directiva aporta como novedad la creación de estándares de reporte para grandes empresas cotizadas y PYMES, así como una clara apuesta por la digitalización del reporte y por un formato electrónico del mismo.

La normativa en materia de sostenibilidad es la respuesta de la Unión Europea para propiciar el cumplimiento de los compromisos adquiridos respecto a la transformación de la economía hacia un modelo sostenible, atendiendo a iniciativas como los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre cambio climático, el Pacto Verde Europeo (European Green Deal), el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la UE, así como el programa de recuperación económica tras la crisis provocada por la COVID 19 (el programa Next Generation, que está siguiendo Forética desde el ángulo de sostenibilidad en su Hub de información #SostenibilidadNG).

Juan José de la Colina, Manager del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad de Forética, destaca: “En la visión de Forética de impulsar la sostenibilidad, una de las principales palancas es promover la transparencia en la actividad de las empresas, partiendo del compromiso del Consejo de Administración y la alta dirección, hasta las diferentes líneas de negocio. Por ello, el foco de trabajo del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad es profundizar en el conocimiento de las tendencias más vanguardistas e innovadoras en materia de reporte para continuar impulsando el liderazgo responsable desde la Gobernanza con G mayúscula. Desde el Clúster, concebimos la taxonomía como la pieza fundamental para promover las finanzas sostenibles que, sumada a la propuesta de Directiva sobre el reporte de sostenibilidad, permitirá a los inversores asegurar que su capital se dirige a actividades ambiental y socialmente sostenibles”.

El claro vínculo entre sostenibilidad y desempeño financiero es analizado en el reciente informe publicado por Forética en el marco del Clúster bajo el título ‘La era del stewardship: incrementando la presión en la custodia ESG’. Este estudio analiza la importancia de la custodia de los aspectos ESG y de la responsabilidad fiduciaria de las compañías (el denominado ‘stewardship’) en cuanto a la integración de la sostenibilidad en toda la cadena de valor, como vía para un mejor desempeño a nivel financiero. El informe señala cinco tendencias principales que marcan el incremento de la presión sobre la custodia de los elementos de sostenibilidad en las cadenas de valor de las empresas. Por un lado, la gestión de los aspectos sociales y ambientales, con foco en la acción climática, la integración de la debida diligencia en materia de derechos humanos y el rediseño de las cadenas de proveedores. Por otro, la disrupción tecnológica y una mayor presión regulatoria unida a un mayor grado de activismo inversor respecto a la integración de los aspectos ESG. 

Los actores clave en el camino hacia la estandarización del reporte ESG

El encuentro empresarial organizado por Forética en el marco del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, ha contado con la intervención de Helena Viñes, Consejera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y miembro de la Plataforma Europea sobre Finanzas Sostenibles, que ha analizado las principales claves sobre el futuro del reporte de sostenibilidad.

A continuación, en un panel de expertos titulado ‘Las Guerras del Reporte’, han participado Andy Beanland, Director of Redifining Value del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), Mardi McBrien, Managing Director de Climate Disclosure Standards Board (CDSB) y Elise Depetiteville, ESG Business Development Manager de Standard & Poor’s Global (S&P), que han compartido sus impresiones acerca de la nueva Directiva y las conversaciones que están surgiendo en torno a la estandarización del reporte de sostenibilidad.

El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad en 2021 está encabezado por CaixaBank, Cuatrecasas, Grupo Cooperativo Cajamar y Leroy Merlin. El grupo está compuesto además por las siguientes empresas: Accenture, Adif, Aena, Airbus, Alsea, Atresmedia, Bankinter, Cecabank, CEMEX, Cerealto Siro, CIE Automotive, Correos, Damm, Ebro Foods, Ecoembes, El Corte Inglés, Emasesa, Enagás, ENAIRE, Endesa, Engie, Enresa, Ferrovial, Gestamp, Grupo Antolín, Grupo ASISA, GSK, HEINEKEN, Ibercaja, Iberdrola, IBM, ICO, IKEA, ILUNION, ING, Jealsa, KPMG, LafargeHolcim, Lilly, Mediaset España, Mercadona, Naturgy, Navantia, OHLA, P&G, Quirónsalud, Reale Seguros, Red Eléctrica, Sacyr, Sanitas, Tendam, TÜV Rheinland y Vodafone.

Desde su lanzamiento en 2016, el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad se ha enfocado en analizar temas como las competencias en sostenibilidad en los Consejos de Administración, el activismo accionarial ESG o la creación de valor a través de la gobernanza y la gestión extrafinanciera.