Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El Clúster de Impacto Social de Forética impulsa la acción empresarial ante las nuevas demandas en materia social y derechos humanos
El clúster de impacto Social de Forética impulsa la acción empresarial ante las demandas en materia social y derechos humanos
  • El Clúster de Impacto Social -liderado por Forética y compuesto por más de 45 empresas, encabezadas por Grupo Cooperativo Cajamar, ILUNION, Mahou San Miguel, ManpowerGroup, MAPFRE y Naturgy- arranca su quinta edición abordando el rol empresarial ante las demandas más exigentes de inversores y los nuevos avances legislativos a nivel europeo en materia de debida diligencia en sostenibilidad empresarial, con el objetivo de elevar la custodia de aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) de las cadenas de proveedores
  • En colaboración con la World Benchmarking Alliance, el Clúster de Impacto Social profundiza además en la importancia de la transformación social de las empresas para afrontar los actuales retos y oportunidades en materia de sostenibilidad

El Clúster de Impacto Social -liderado por Forética y compuesto por más de 45 grandes empresas encabezadas por Grupo Cooperativo Cajamar, ILUNION, Mahou San Miguel, ManpowerGroup, MAPFRE y Naturgy- potencia la ambición y acción empresarial ante los retos de la transformación social y la lucha contra la desigualdad.

En un contexto en el que desde la Comisión Europea se acaba de publicar la nueva propuesta de Directiva de debida diligencia en materia de sostenibilidad empresarial (Corporate Sustainability Due Diligence Directive), están teniendo lugar importantes avances a nivel europeo y global hacia una mayor integración de la sostenibilidad a todos los niveles dentro de las empresas. en las propias operaciones, filiales, cadenas de valor y gobierno corporativo.

Según destaca el reciente análisis de la propuesta de Directiva publicado por Forética, este nuevo impulso legislativo tiene el objetivo de elevar la custodia en materia ambiental, social y de buen gobierno (ESG) de las cadenas de proveedores donde se producen entre el 80% y el 90% de los impactos.  Este avance servirá para homogenizar la legislación sobre derechos humanos y empresa en Europa, en un contexto en el que sólo 1 de cada 3 empresas en la Unión Europea están llevando a cabo procesos de diligencia debida en derechos humanos y en impactos medioambientales.

Germán Granda, Director General de Forética, afirma: “En la situación actual, somos testigos de una mayor relevancia a la ‘S’ -los aspectos sociales- en el enfoque ESG de la sostenibilidad, como elemento vinculado a la transformación social de las empresas, la competitividad y la mitigación de riesgos para las compañías.  En concreto, la propuesta de nueva Directiva de debida diligencia supone un cambio de las ‘reglas del juego’ en las cadenas de suministro dentro y fuera de la jurisdicción europea. Incorpora nuevas parcelas de responsabilidad para los consejos de administración y, de manera particular, para los deberes de sus consejeros. Estos deberes incluyen establecer y supervisar la aplicación de los procesos de debida diligencia y su integración en la estrategia corporativa teniendo en cuenta las consecuencias de sus decisiones en materia de derechos humanos, cambio climático y medio ambiente, como muestra del rol fundamental que ejerce la alta dirección hacia una transición justa que no deje atrás a los colectivos más vulnerables”.

Tendencias nacionales e internacionales en transformación social desde la perspectiva empresarial

El reciente informe publicado por Forética en el marco del Clúster de Impacto Social bajo el título ‘Integrando los Derechos Humanos en la Agenda Empresarial. Kit básico para una estrategia efectiva’ incluye cuatro claves para integrar los derechos humanos en la agenda de sostenibilidad social de las empresas: la sensibilización -dando a conocer el business case de los derechos humanos y su vínculo con la sostenibilidad-, el establecimiento de una hoja de ruta para la acción, la utilización de la debida diligencia como guía de referencia y la búsqueda de aliados para un mayor impacto.

Ricardo Trujillo, Manager del Clúster de Impacto Social de Forética, destaca: “En el ámbito social, la propuesta de Directiva europea supone un refuerzo en la salvaguarda de los derechos de los trabajadores -vinculado al Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 8, Trabajo decente y crecimiento económico- y las comunidades donde las multinacionales operan. Dentro de los posibles impactos adversos que la iniciativa europea contempla, destacan aquellos especialmente vinculados a la protección de los derechos humanos. Desde el Clúster de Impacto Social de Forética, que arranca en 2022 su quinta edición, se continuará abordando en la integración de estos aspectos vinculados a transformación social y lucha contra la desigualdad en la estrategia empresarial, analizando el rol protagonista de las empresas a la hora de promover mayores estándares de respeto y protección de los derechos humanos y proponer vías de actuación sencillas y efectivas en torno a la debida diligencia como mecanismo fundamental de acción empresarial en este ámbito”.

El Clúster de Impacto Social en 2022 está encabezado por Grupo Cooperativo Cajamar, ILUNION, Mahou San Miguel, ManpowerGroup, MAPFRE y Naturgy. El grupo está compuesto además por las siguientes empresas: Accenture, Adif, Airbus, Alsea, Bayer, CaixaBank, Campofrío, Capital Energy, Cecabank, CEMEX, Chiesi, CIE Automotive, Cuatrecasas, Enagás, ENAIRE, Endesa, ENGIE, Enresa, ENUSA, Ferrovial, Fundación ONCE, Gestamp, Grupo Antolin, Grupo ASISA, Grupo Calvo, Grupo Eulen, Grupo Gransolar, Grupo Quirónsalud, ICO, IKEA, ISS, Lilly, L’Oréal, Mercadona, MSD, Mutua Madrileña, Pascual, PRISA, Reale, Sacyr, Sanitas y SAP.

El encuentro empresarial organizado por Forética en el marco del Clúster de Impacto Social, ha contado con la intervención de Sofía del Valle, Engagement Manager, Social Transformation de la World Benchmarking Alliance, quien ha explicado las principales conclusiones y las claves empresariales en materia de transformación social tras analizar a más de 1.000 compañías en el mundo en el estudio recientemente publicado por la organización bajo el título ‘2022 Social Transformation Baseline Assestment’.

Esta organización internacional de la que forma parte Forética, reúne a distintos grupos de interés con los ODS en su foco de trabajo, que se centra en la publicación de distintos benchmarks y rankings sobre desarrollo sostenible desde el ángulo empresarial.

Los hallazgos de la World Benchmarking Alliance en su estudio muestran que, faltando ocho años para que venza la fecha límite de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, las empresas tienen que avanzar en su posicionamiento para abordar los principales desafíos de sostenibilidad de una manera justa o equitativa. Además, se ha encontrado una gran brecha entre lo que hacen las empresas y lo que deben hacer para ayudar a abordar la desigualdad y garantizar una transición justa hacia un futuro sostenible.

Desde su creación en 2018, el Clúster de Impacto Social se ha enfocado en analizar temas como la integración de los derechos humanos en la estrategia empresarial, el rol empresarial para hacer frente a las brechas de desigualdad, el impacto empresarial en género y diversidad y la medición de impacto.

Para ayudar a las empresas en la integración de los aspectos sociales como elemento fundamental, el enfoque del Clúster de Impacto Social es complementado a través de las alianzas de Forética con partners globales como World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y CSR Europe.

Déjanos tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Noticias relacionadas