ÚNETE A FORÉTICABLOG
»»»Financiación Sostenible

Financiación Sostenible

De |2018-10-15T11:57:33+00:0028 de septiembre de 2018|
Lectura 6 minutos

El pasado mes de julio, recibíamos en Grupo Siro una comunicación de nuestro presidente, Juan Manuel González Serna, que comenzaba así: “Nos sentimos orgullosos de comunicaros que hoy hemos cerrado una financiación sindicada sostenible con las entidades financieras, gracias a haber demostrado que nuestras prácticas en materia social y ambiental están muy por encima de lo que exige la ley.”

Se trataba de un crédito sostenible a cinco años por 240M€, otorgado por Rabobank, como banco agente y auditor de nuestro desempeño en materia de Sostenibilidad, y Banco Santander. Contaba, además, con la participación de CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia, ICO, Liberbank, Caja Rural de Zamora y Abanca.

El texto del Comunicado continuaba explicando de forma sencilla y transparente qué es un crédito sostenible y qué significaba para la compañía haberlo conseguido. A partir de ahí, hemos profundizado en el asunto de la financiación sostenible a través de distintas fuentes, lo que compartimos en este blog que amablemente ha puesto a nuestra disposición el equipo de Forética.

¿Qué es una financiación sostenible? ¿Cuál es la diferencia con una financiación estándar?

Esta es sin duda la primera cuestión a concretar. No existe una definición única, por lo que compartimos la más sencilla, que se refiere a la financiación sostenible como “aquella que agrupa la deuda de instituciones públicas o privadas comprometidas para la financiación o refinanciación de proyectos verdes y/o socialmente responsables”.

Proyectos verdes serían aquellos relacionados con el medioambiente (economía circular, gestión sostenible del agua, de los recursos naturales energías renovables, eficiencia energética…).

Y proyectos socialmente responsables, los orientados a aspectos como la seguridad alimentaria, generación de empleo, integración laboral de personas en riesgo de exclusión, diversidad…En la financiación sostenible, los fondos son destinados a una combinación de proyectos verdes y/o sociales. Dicho de otra forma, financiación sostenible es aquella que, en el marco de una inversión socialmente responsable, incorpora criterios éticos, sociales y ambientales al proceso de toma de decisiones de inversión, de modo complementario a los criterios financieros tradicionales de liquidez, rentabilidad y riesgo.

A diferencia de una financiación estándar, la financiación sostenible se concede a aquellas instituciones públicas o privadas que demuestren políticas y desempeño sólido en materias ambientales y sociales y/o que vayan a destinar una parte o la totalidad de los importes recibidos a este tipo de proyectos.En función del formato de la deuda, hay dos tipos de financiación sostenible: emisiones de renta fija (bonos y obligaciones) y préstamos.

¿Cómo se consigue un crédito sostenible y que compromisos requiere?

En nuestro caso, como parte del proceso de concesión del crédito sostenible, hemos tenido que demostrar políticas y desempeño sólido en materia de sostenibilidad, mediante un proceso de auditorías con el banco agente. Y, además, hemos tenido que establecer una serie de compromisos futuros que serán auditados anualmente por una entidad certificadora.

En cuanto a los compromisos asumidos, bajo los términos de la financiación sostenible nos hemos comprometido a cumplir nuestros objetivos de sostenibilidad durante el tiempo que dura el crédito sindicado. Estos objetivos son, entre otros, mejorar las características nutricionales de productos específicos reduciendo el azúcar, mantener una plantilla igual o superior al 10% de personas con discapacidad, incorporar un mayor número de agricultores locales en el proyecto Siro Agro de agricultura sostenible o renovar la certificación de cero residuos a vertederos en todas nuestras plantas cada año.

¿Para qué sirve la financiación sostenible y por qué es relevante?

En términos generales, dos razones hacen que este tipo de financiación sea relevante. Una, conseguir mejores condiciones, como por ejemplo intereses más reducidos; otra, porque contribuyen a proyectar una imagen más positiva de las compañías, que se visualizan así como más sostenibles.

A Grupo Siro este hecho nos ha permitido ganar mayor flexibilidad en los términos de nuestras financiaciones existentes por 240M€ y, simultáneamente, el reconocimiento y respaldo de las entidades financieras a la gestión que hacemos del negocio. Flexibilizando los términos de nuestra financiación actual, podemos incrementar nuestro margen de maniobra para financiar nuestra estrategia y proyectos actuales.

En definitiva, la financiación sostenible nos permite aumentar la confianza entre todos nuestros grupos de interés a la gestión que hacemos de nuestro negocio, mediante el respaldo de las entidades financieras.

Marco de referencia de la Financiación Sostenible

Los expertos coinciden en la necesidad de establecer un marco normativo que regule y defina qué es la financiación sostenible, algo en lo que está trabajando la Comisión Europea, que prevé una propuesta legislativa para fijar unos estándares sobre estas inversiones en 2019. Mientras tanto, el marco de referencia para este tipo de financiaciones ha sido desarrollado por dos asociaciones diferentes en función del formato de la deuda.

  • En el caso de emisiones de renta fija (bonos y obligaciones), la Asociación Internacional del Mercado de Capitales, ICMA por sus siglas en inglés, es quien elaboró en 2014 la versión inicial de las directrices aplicables.

Son los denominados “Principios Verdes” (Green Bond Principles–GBP), que constituyen una guía voluntaria para aquellos participantes en el mercado de renta fija que promueven la transparencia en sus políticas internas al marcar las pautas para la emisión de un bono verde o social.

  • En el caso de los préstamos, la Asociación internacional del Mercado de Préstamos, LMA por sus siglas en inglés, con el apoyo de ICMA lanzaron en marzo de 2018 las directrices aplicables a los Préstamos Verdes(Green Loan Principles–GLP). Al igual que en el caso de los bonos, se trata de unos “Principios” cuyo objetivo es ayudar a determinar una metodología homogénea que promueva la integridad en el desarrollo del mercado de préstamos verdes.

El origen de la financiación sostenible y su evolución en España

Encontramos el origen de la financiación sostenible en la Inversión Socialmente Responsable que surgió a finales de los años 60 en Estados Unidos, vinculada a los movimientos ciudadanos contra la guerra de Vietnam. Las campañas contra el apartheid del régimen sudafricano en los años 80 supusieron un nuevo impulso en Europa, mientras que en España las primeras iniciativas de inversión sostenible nacen a principios del siglo XXI.

En la actualidad, todavía hay un gran desconocimiento de lo que aportan la inversión y los créditos sostenibles a empresas y particulares. El sector financiero ha sido el pionero y el que más destaca en su utilización, vinculando este tipo de financiación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los ODS adoptados en 2015, junto al Acuerdo Climático de París que entró en vigor en 2016, han impactado de manera muy significativa en la operativa del sector financiero, promoviendo la aparición de una serie de mecanismos para facilitar la aplicación de las políticas de sostenibilidad en el ámbito financiero, entre los que se encuentran los bonos y los préstamos. En empresas de otros sectores, la aproximación está siendo “progresiva” fundamentalmente en aquellas que cotizan en Bolsa. Pero la tendencia de crecimiento de la financiación sostenible es imparable, al igual que lo es la transición hacia una economía neutra en carbono.

Y ello se debe a que los consumidores, la propia sociedad en su conjunto, está exigiéndonos a las empresas que tomemos un papel activo y responsable en materia de medioambiente y en materia social. Cada vez está más claro que las empresas que no cuiden estos aspectos corren el riesgo de quedar excluidas de los mercados. Y de hecho, en poco tiempo, el sector financiero no concederá préstamos a proyectos empresariales que no sean sostenibles; dicho de otra forma, la financiación sostenible devendrá en obligatoria.

Testimonios

La noticia de que Grupo Siro había conseguido un crédito sostenible fue ampliamente difundida por los medios. En ella, se recogían testimonios como los que compartimos a continuación.

Grupo Siro es una de las compañías europeas con mayor visión de futuro en la industria alimentaria. Su foco en la responsabilidad social y ambiental nos ha permitido conseguir esta nueva financiación sostenible. Este logro no solo reconoce el negocio por sus buenas prácticas hoy, sino que les incentiva a exceder sus métricas actuales”. Jeremy Perl, director de Mercado de Capitales de Rabobank London.

La relación a largo plazo de Banco Santander con Galletas Siro ha sido clave para liderar la nueva financiación sostenible sindicada de 240 millones de euros, que permitirá al grupo desarrollar su plan de negocio. Banco Santander se enorgullece de apoyar a Grupo Siro en esta nueva etapa y comparte el compromiso de construir un futuro más sostenible”. Antonio Garcia Mendez, responsable de financiación de deuda global para Iberia en Santander Corporate & Investment Banking.

Esta financiación sostenible nos permite seguir generando confianza entre nuestros grupos de interés, incluyendo a la comunidad de inversores y es resultado del trabajo y compromiso que tenemos con la Sociedad. Asegurar esta financiación como sostenible demuestra el respaldo que las entidades financieras confieren a nuestros planes de crecimiento y a nuestras prácticas de Sostenibilidad”. Juan Manuel González Serna, presidente de Grupo Siro.

Nos queda, por tanto, mucho camino que recorrer en esta materia, pero es un camino lleno de oportunidades, pues cada vez más, los activos intangibles de las compañías -confianza, conocimiento, capacidad de innovación…- adquieren el mismo peso que los activos tangibles, físicos y financieros; de hecho, ya representan un 80% del valor que las compañías tenían en los años 70 en esos activos tangibles.  Incorporar criterios sociales, ambientales y éticos tanto en la toma de decisiones empresariales como en la gestión ya no es una opción. Se trata de ser sostenibles o no ser…

En Grupo Siro estamos firmemente convencidos de ello y la entrada en la financiación sostenible es un paso más en nuestro camino para lograr ser una empresa que la sociedad quiera que exista.

Acerca del autor:

Carmen Cobián
Relaciones Institucionales de Grupo Siro
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar