Search
Close this search box.
¿El fin de la ESG? El nombre es lo de menos. La erosión del concepto ESG está sobrevalorada

Recientemente hemos sido testigos de una serie de artículos en la prensa que hablan del fin del fenómeno ESG. Aparentemente, todos los esfuerzos de los últimos años se van a disipar en el horizonte. ¡No tan deprisa! Los que peinamos alguna canita en el ámbito de la sostenibildad sabemos que cada cierto tiempo, la industria del naming y del anti-naming libra una batalla para crear un nuevo concepto de lo igual.

Como comenta mi gran amigo Ramon Pueyo Viñuales, Y si ya no lo vamos a llamar ESG, ¿cómo lo llamamos? Porque, independientemente del naming, la cosa en cuestión tiene sustancia. Germán Granda, que además de amigo es viejo compañero de batallas en Forética, nos recuerda que durante las últimas dos décadas hemos superado todo tipo de acrónimos. RSE, RSC, RC (sin la ese), valor compartido, propósito y ahora quizá ESG.

Un aspecto importante es separar el grano de la paja, y aislar la señal del ruido de fondo. No podemos negar que exista una guerra cultural que ha tomado como rehén el acrónimo ESG. Esto ha sido especialmente claro en Estados Unidos como es bien sabido. Pero, como argumentamos en nuestro Informe Tendencias ESG 2024, los datos del mercado apuntan a una recuperación de los activos sostenibles.

A pesar de lo que hemos leído en algunos titulares estos días, los fondos sostenibles han gozado de aportaciones netas de capital, en claro contraste con la industria, que ha sufrido salidas. Únicamente en el último trimestre, los flujos se pusieron en negativo en 2.000 millones de euros, frente a los 60.000 millones captados los tres trimestres anteriores. No solo eso, sino que la industria ha lanzado 442 nuevos fondos sostenibles según Morningstar. ¡Uno coma dos nuevos fondos cada día! Si esto no fuera suficiente, los índices ESG han vuelto a batir al resto del mercado como 10 de los últimos catorce años.

Como sugiere el título de este post, el nombre es lo de menos. Lo importante es tener claro que la respuesta a los grandes retos que tiene por delante la humanidad, su economía, su salud y su estilo de vida, pasan por más protección ambiental, más generación de oportunidad y contar con una buena gobernanza. Eso es lo que descuenta el mercado. ¡Titula la foto!

Publicado originalmente en Linkedin.

Leave us your comment

Leave a reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked with *.


Related articles