Lectura 3 minutos

Cepsa se une a Forética como socio promotor y pasa a formar parte del Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible, reforzando así su compromiso con la sostenibilidad. Recientemente, Cepsa ha presentado su nuevo plan estratégico para 2030, Positive Motion, con el que busca convertirse en líder en movilidad sostenible, biocombustibles e hidrógeno verde en España y Portugal, y ser un referente de la transición energética. La empresa sitúa a los clientes en el centro de su actividad y trabajará con ellos para ayudarles a avanzar en sus objetivos de descarbonización.

Teresa Mañueco, directora de planificación y desarrollo ESG de Cepsa, ha declarado que “esta mayor implicación con Forética es un ejemplo de la importancia que Cepsa da a todos los aspectos vinculados con la sostenibilidad, y muestra la intención de la compañía de colaborar con otras empresas y organizaciones para aprovechar sinergias y construir alianzas que generen impactos positivos en la sociedad».

Los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) están en la base de esta nueva estrategia que persigue no solo alcanzar cero emisiones netas en 2050 (net zero), sino ir más allá, contribuyendo de manera positiva a su entorno social y medioambiental (net positive). Para ello, la compañía ha establecido una hoja de ruta para recortar sus emisiones, reduciendo para 2030 sus emisiones de CO2 (alcance 1 y 2) en un 55% respecto a 2019 y entre un 15% y un 20% las de alcance 3.

Por su parte, Germán Granda, Director General de Forética, ha declarado: “La incorporación de Cepsa como socio promotor de Forética supone adherirse a una red compuesta por más de 200 socios en la que trabajamos por un triple objetivo: aumentar la ambición empresarial en materia de sostenibilidad, acelerar la acción para abordar los retos ESG, y potenciar las alianzas que permitan afrontar una recuperación sostenible, verde e inclusiva”.

Dentro de sus compromisos medioambientales, Cepsa también se ha fijado el objetivo de reducir en un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025, respecto a su utilización en 2019, uno de los más ambiciosos del sector energético a escala internacional.

Carmen de Pablo, directora financiera, de estrategia y sostenibilidad de Cepsa, subraya “la importancia de unificar en una misma dirección las áreas financieras y económicas, la estrategia y ESG, ya que nos permite progresar con agilidad en la implementación de nuestra estrategia de forma alineada con criterios de sostenibilidad porque estamos ante una realidad que no se detiene y tenemos que ser rápidos y ambiciosos para anticiparnos a las demandas de la sociedad”.

Con el compromiso de ser una empresa energética sostenible, desde Cepsa trabajan con seguridad, responsabilidad e integridad para dar respuesta a los desafíos energéticos, climáticos y sociales de sus grupos de interés cumpliendo con la Agenda 2030 de Naciones Unidas y trabajando en la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La compañía mantiene un firme compromiso con la transparencia y la gestión responsable basada en principios éticos, apoyando medidas que fomenten la conciliación del trabajo y la vida personal, garantizando un entorno de trabajo ético y diverso, promoviendo el desarrollo profesional y personal, asegurando el bienestar y la salud de sus profesionales. En definitiva, comprometidos con una gestión responsable, trabajando para construir relaciones sólidas y transparentes con sus profesionales, proveedores, clientes y sociedad.

Recientemente algunas de las principales agencias de calificación en materia de sostenibilidad han reconocido a Cepsa como referente en su industria. En concreto, Sustainalytics ha otorgado a la compañía el primer puesto como empresa de petróleo y gas a nivel global, y S&P CSA (Corporate Sustainability Assessment) la ha situado en el primer cuartil del sector oil & gas.