Lectura < 1 minuto

La agenda internacional está eclipsada este mes por la esperada aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Un acuerdo internacional que incluye 17 retos y 169 metas y que aspira a lograr “un mundo mejor en 2030”. En líneas generales los ODS tienen como objetivo acabar con la pobreza, combatir la desigualdad y luchar contra el cambio climático. Unos objetivos que marcan su diferencia por el papel destacado que se le otorga en ellos a las empresas.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha calificado los ODS como “una llamada de atención” al mundo para “compartir la prosperidad, la automía de los medios de vida de las personas, garantizar la paz y sanar nuestro planeta en beneficio de las generaciones presentes y futuras”. A diferencia de los ODM, que incluían 8 objetivos y 21 metas y que fueron elaborados por un grupo de expertos. Los ODS abarcan 17 objetivos con sus correspondientes 169 metas que han sido consensuados después de tres años por todos los países de la ONU, las ONG y otros actores sociales.