Lectura 2 minutos

En Nestlé como empresa comprometida con el planeta y las comunidades donde opera,  queremos ir más allá en cuanto a la conservación de las fuentes de agua, así como a regenerar y restaurar los ciclos del agua en torno a nuestra actividad.

Asistimos preocupados al deterioro del ciclo natural del agua debido a factores como el cambio climático, el mayor consumo de agua o la creciente urbanización. Estas tendencias están afectando a la imprevisibilidad de las precipitaciones y a la disponibilidad de agua potable.

Para paliar estos efectos, Nestlé Waters ha anunciado que ampliará sus iniciativas actuales para gestionar el agua de forma sostenible y potenciará la colaboración con sus socios para identificar y apoyar soluciones locales. Así, para 2025, posibilitarán que la naturaleza retenga más agua de la que utiliza la empresa en sus actividades.

Nestlé utilizará su dilatada experiencia para promover la regeneración de los ciclos locales del agua mediante la implementación de más de 100 proyectos en sus 48 plantas para 2025. Para ello, invertirá 120 millones de francos suizos (130 millones de USD) para facilitar su ejecución.

Esta nueva iniciativa se basa en el compromiso que asumió la empresa en 2017 de obtener la certificación de la Alliance for Water Stewardship (AWS) en todas sus plantas para el año 2025. El AWS es un sistema de gestión y gobernanza integral del agua en colaboración con las principales partes interesadas del territorio donde se ubica.  En España, la planta de Nestlé en Viladrau (Girona) cuenta desde el año pasado con esta certificación.

De igual modo, la fábrica de salsas de tomate Solís, ubicada en Miajadas (Cáceres) obtuvo dicha certificación “Gold” de AWS en enero de 2021, siendo la primera fábrica de alimentación en Europa en conseguirlo. Dicho sello reconoce las técnicas de agricultura sostenible que la factoría aplica en el cultivo del tomate y en su cadena de valor.  Nestlé, en colaboración con su proveedor de tomates, ayudan a los agricultores de la zona a aplicar buenas prácticas respetuosas con el medio ambiente a través de la implantación de medidas enfocadas en el estudio y minimización del consumo de agua, así como el control y reducción del uso de fertilizantes y pesticidas para el control de plagas. De esta manera, se mejora tanto el balance hídrico mediante la optimización del riego y consumo de recursos en la zona, como la calidad del agua local, dos objetivos del estándar AWS.

Todas las acciones que realice Nestlé a nivel mundial para la mejora de la gestión de los recursos hídricos y sus infraestructuras serán medibles, utilizando la metodología de Contabilidad Volumétrica de Beneficios del Agua (VWBA) del World Resource Institute. Dicho método proporciona consistencia en el análisis de las actividades de gestión del agua y ayuda a garantizar que dichas actividades aborden los desafíos actuales y futuros de este recurso que todos compartimos.

Estos son algunos de los proyectos que Nestlé va a implementar en otros países:

  • Buxton: conservación de la tierra (protección de la tierra del desarrollo) e intervenciones de gestión de inundaciones naturales en Derbyshire, Reino Unido.
  • Vittel: proyectos de restauración y renaturalización de ríos en Vosges, Francia.
  • Nestlé Pure Life: apoyo a los agricultores para que utilicen el riego por goteo en Sheikhapura, Pakistán.
  • Nestlé Pure Life: provisión de infraestructura de tratamiento, filtración y canalización para el suministro de agua municipal en Benha, Egipto.

Hoy, aceleramos el proceso para apoyar la regeneración de los ciclos locales del agua, asumiendo un papel activo para ayudar a conservar los recursos hídricos en todos los lugares donde operamos.

Para conocer más: https://www.youtube.com/watch?v=2i6fBDGXcrU&t=3s