Lectura 2 minutos

Ayer, 22 de septiembre, finalizó la Semana Europea de la Movilidad, campaña de sensibilización de la Comisión Europea que se celebra desde el año 2000 y que tiene el propósito de poner en valor la movilidad sostenible.

Este año 2022, el tema principal se ha centrado en “Mejores conexiones”, con el objetivo de difundir los beneficios del uso de modos de transporte sostenibles.

Se han sumado un total de 2911 ciudades de 47 países diferentes a nivel global, de las cuales 488 son españolas. España ocupa así el tercer puesto a nivel global en cuanto a participación, después de Turquía (530) y Austria (516).

*Ciudades Europeas

Son numerosas las iniciativas que a nivel nacional se han impulsado para promocionar y fomentar la movilidad sostenible en estos días: apertura de puestos de información, reducción de tarifas y gratuidad en el transporte público, inauguración de aparcamientos para bicicletas, desarrollo de actividades lúdicas o lanzamiento de plataformas digitales colaborativas, entre otras.

Las ciudades son y serán los entornos que albergarán a la mayor parte de la población (aproximadamente el 60% en el momento actual y una previsión de llegar hasta el 70% en 2050) y de la actividad económica mundial (el 80% del PIB mundial se genera en las ciudades). Conscientes de esto, en Forética trabajamos de la mano de nuestros socios en la iniciativa Ciudades Sostenibles 2030, que este año se centra en analizar las claves para lograr ‘ciudades climáticamente neutras’, y en concreto, en  profundizar precisamente en movilidad sostenible, como una de las principales palancas para lograr este objetivo tal y como destacamos en el informe “Replanteando nuestras ciudades. Hacia un modelo de desarrollo urbano sostenible”·.

En la reunión celebrada en junio con las empresas involucradas en la iniciativa de Ciudades Sostenibles 2030, pudimos profundizar, de la mano de la Secretaría General de Transportes y Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en las principales implicaciones empresariales de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 y del Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte de España, en términos tanto de oportunidad de negocio como de posicionamiento en materia de sostenibilidad en las ciudades.

Además, una de las rutas de transformación que plantea la Visión 2050 lanzada por el WBCSD se enfoca precisamente en “Transporte y movilidad”, motivando al sector empresarial a ser parte de la solución para conseguir un transporte eficiente, limpio, accesible y seguro para las personas.

Queda clara la importancia de migrar a modelos más sostenibles de movilidad para combatir una de las grandes crisis de nuestra época, que es el cambio climático. Para ello, la colaboración público-privada, la innovación y el cambio de hábitos entre los ciudadanos es fundamental. Es el momento de aumentar la ambición, acelerar la acción y potenciar las alianzas para hacer realidad los objetivos y compromisos que tenemos por delante.