Search
Close this search box.
Europe still has time to avoid a doubling of plastic consumption by 2040

Los datos arrojados por la Asociación Europea de Envases de Cartón Ondulado (FEFCO) son contundentes: para cumplir con el objetivo de reutilización para todos los embalajes de transporte que proponen las últimas enmiendas al Reglamento de la Comisión Europea sobre envases y residuos de envases (PPWR), el mercado se verá obligado a producir muchos más envases de plástico para el año 2040. 

En concreto, el escenario que tendríamos para entonces sería el de una Europa en la que se deberían producir 8 100 millones de cajas de plástico más (partiendo de 10 reutilizaciones al año), lo que supondría 12 millones de toneladas más de plástico en el mercado (estimando 1,5 kg por caja). 

Además esto supondría un consumo de 16 000 millones de litros de agua adicionales para lavar la mitad de estos envases que deben ser reutilizados. También nos encontraríamos con un aumento de emisiones de CO2 de hasta un 160%, como señala el estudio sobre el impacto de la normativa de envases de la UE promovido por la Confederación Europea de Industrias del papel (CEPI).

Un panorama en el que, al exigir unos objetivos obligatorios de reutilización para todos los embalajes, se perjudicaría a aquellos envases fabricados con materiales tan sostenibles como el cartón, que es totalmente renovable, reciclable y biodegradable, pero que, por sus cualidades, se adapta menos a la reutilización. 

Por tanto, si se aprueban estas enmiendas se incrementaría de forma significativa la cantidad de envases de plástico en circulación, sobre todo en algunos segmentos del mercado como el de frutas y verduras, el de grandes electrodomésticos o el de eCommerce, en detrimento de otros como los de cartón ondulado, cuya tasa de reciclado es superior al 90% (es el material de embalaje con mayor reciclabilidad en Europa). 

Asimismo, incluir a este tipo de embalajes sostenibles en los objetivos de reutilización de la propuesta contradice los esfuerzos de la UE (que ha puesto en marcha acciones como el Pacto Verde o el Plan de Acción para la Economía Circular) por reducir los residuos que provienen de este tipo de envases de plástico. Cabe recordar, en este punto, los avances obtenidos en la reducción de residuos de plástico como la Directiva sobre plásticos de un solo uso.

Por otro lado, si se aprobaran las enmiendas, aumentarían los costes de los productos (entre el 50% y 200%, según el estudio ‘El impacto potencial de los envases reutilizables’ de McKinsey) debido al transporte y al lavado de más envases reutilizables. ¿Y  quién debería hacerse cargo de la reutilización del envase del producto y cómo?

Los envases reciclables y reutilizables, soluciones complementarias

Ante tantos interrogantes, desde Smurfit Kappa promovemos la complementariedad del reciclado y la reutilización, que tienen un importante papel en la circularidad de los envases. Tanto el cartón como el plástico tienen sus ventajas y desafíos en términos de sostenibilidad. Es ahí donde hay que poner el foco, en buscar soluciones que realmente minimicen el impacto ambiental y que satisfagan las necesidades del usuario final de manera responsable. Esa es la filosofía original del Reglamento y también la nuestra como compañía.

Por eso, para nosotros, el Reglamento de Envases y Residuos de Envases que está a punto de aprobarse es una oportunidad para explorar soluciones y promover alternativas sostenibles en beneficio del consumidor y del medioambiente. En nuestra mano está promover alternativas para reducir los residuos de envases en beneficio del medioambiente, la economía y la sociedad.

Related articles