Lectura 3 minutos

La realidad ha cambiado y a pesar de la incertidumbre, o precisamente por ella, quienes trabajamos en las compañías del grupo Johnson & Johnson somos más conscientes que nunca de que lo más importante seguimos siendo las personas.

Esta crisis sanitaria que estamos viviendo ha venido a reforzar la premisa que nos recuerda que debemos priorizar todos nuestros esfuerzos hacia el cuidado de la persona y la mejora de su calidad de vida.

Esta pandemia mundial ha sido inesperada, es cierto, pero de alguna manera sentimos que ya veníamos preparándonos para lo que ahora se ha puesto de relevancia: la importancia de los cuidados.

Desde hace años en Janssen, en colaboración con Cátedras en Red, venimos desarrollando un modelo de atención al paciente basado en la humanización y en la evidencia científica: el Modelo Afectivo Efectivo.

Un innovador enfoque que partía de la base de situar al paciente en el centro del sistema y donde curar y cuidar se alinean en un mismo nivel de importancia.

Con el trabajo realizado durante siete años y gracias a la colaboración e implicación de los distintos agentes, podemos decir orgullosos que este Modelo Afectivo Efectivo ha logrado ya importantes transformaciones en el sistema sanitario.

Pero nunca es suficiente. El minucioso trabajo realizado durante todo este tiempo nos ayudó a evidenciar la importancia de los cuidados en una sociedad como la actual, con una población envejecida, donde hay gran número de pacientes crónicos o con enfermedad mental y con muchas personas dependientes viviendo en soledad.

Entendimos que, sin lugar a dudas, la sociedad de los cuidados trasciende el ámbito meramente sanitario y ha de entenderse como algo transversal, prioritario y donde las responsabilidades sean compartidas.

Por ello, en 2019, y apoyándonos en todos los valores del Modelo Afectivo Efectivo, inauguramos el programa Cuidopía: un espacio común y poliédrico donde compartir proyectos, ideas e iniciativas innovadoras sobre el cuidado, que inspiren, sirvan de referencia y contribuyan a impulsar una sociedad más comprometida con los cuidados.

Con ello, Cuidopía se articula en tres grandes ejes. En primer lugar, se ofrece (1) Formación, ya que impulsamos un programa de becas para la formación de profesionales dedicados al mundo del cuidado, en colaboración con Fundación Tomillo, entidad social especializada en la integración social a través de la formación para el empleo.

Una segunda línea de acción la de (2) Divulgación. Cuidopía da visibilidad a los cuidados destacando a sus protagonistas: quienes cuidan y quienes son cuidados, porque solo podemos entender el futuro cuidándonos y cuidando los unos de los otros.

Y, finalmente, el eje Asesoramiento: tratamos de facilitar orientación y acompañamiento a las personas cuidadoras y las que son cuidadas. A través de recursos propios y de fuentes de referencia, Cuidopía ofrece este necesario asesoramiento.

Con esta nueva iniciativa social, nos sumamos además a los esfuerzos por alcanzar las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Creemos que las compañías responsables tenemos una gran oportunidad de contribuir activamente a su consecución y, en ese sentido, Cuidopía hace especial énfasis en los siguientes:

  • ODS 3: Salud y bienestar, para garantizar mejores cuidados
  • ODS4: Educación de calidad, ofreciendo una formación adecuada
  • ODS 5: Igualdad de género, con oportunidades para todas y todos
  • ODS 8: trabajo decente, en un sector con altas tasas de inserción laboral
  • ODS 10 Reducción de las desigualdades, con el foco en las personas más vulnerables
  • ODS17 Alianzas para el desarrollo, de forma que el impacto se amplifique.

Y es que si algo hemos aprendido de esta crisis es que nos necesitamos unos a otros, somos interdependientes y, aunque la tecnología ha jugado un papel importante, precisamente hemos valorado más que nunca aquello que nos diferencia de las máquinas: el afecto, el cariño, las relaciones sociales y los cuidados.

El futuro es imprevisible, es cierto, pero tenemos una certeza: en la medida que fortalezcamos la sociedad de los cuidados, estaremos contribuyendo a una sociedad más justa para todos.