ÚNETE A FORÉTICABLOG
»»»¿Qué esperan las empresas de la COP24?

¿Qué esperan las empresas de la COP24?

De |2018-12-10T11:11:49+00:0010 de diciembre de 2018|
Lectura 4 minutos

Se cumple la primera semana de la cumbre sobre el clima COP24 en Katowice y el llamamiento a la acción es claro: la Organización de la Naciones Unidas (ONU) incide en la necesidad y urgencia de que la comunidad internacional avance con una “ambición sin precedentes” hacia una “acción inmediata” en la lucha contra el calentamiento global.

El secretario general de la ONU, António Guterres, y la secretaria Ejecutiva de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa han subrayado “la gravedad de la situación actual y de los escenarios que prevé la ciencia, así como la necesidad de una transformación social y económicay destacan la importancia de que se acuerde en Katowice el libro de reglas (rulebook) que deberá ser puesto en práctica en 2019 para “transformar nuestras economías, nuestras mentes y nuestro futuro”. Además, Guterres presentaba el martes la cumbre de líderes que organizará el año que viene, en septiembre en Nueva York, con el objetivo de “apalancar una ambición, una transformación y una movilización sin precedentes”.

Ya desde el Acuerdo de París, la comunidad empresarial está llamada a implicarse -junto con los estados y los ciudadanos- y actuar en favor de la acción climática. Existen distintas iniciativas a nivel mundial que aglutinan a los representantes del sector privado y contribuyen a hacer avanzar -en concienciación, compromiso y acción- hacia el objetivo común de descarbonización de la economía y contención del aumento de temperatura a final de siglo.

En este sentido, desde el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) -del que Forética es representante en España-, se lanza el siguiente mensaje:

 

Mensaje del Sector Privado para la COP24: Es hora de ir Más Lejos, Más Rápido

Si queremos evitar los impactos más graves del cambio climático, no tenemos otra opción: debemos limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 ° C, con 1.5 ° C como el nuevo punto de referencia.

La ciencia es clara: si no actuamos ahora, el mundo superará los 3ºC antes del año 2100, con graves consecuencias.

Existen tecnologías y modelos de negocio probados que nos ayudarán a cumplir con el Acuerdo de París, pero la implementación aún es demasiado lenta.

Debemos acelerar la implementación ahora.

La pregunta ya no es ¿podemos cambiar?, La pregunta es ¿cómo de rápido queremos hacerlo? Es hora de reforzar la voluntad política y el impulso de las empresas para acelerar las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero.

La COP24 es un momento crítico para que los gobiernos establezcan los marcos que pueden ayudar a acelerar. El sector privado está tomando medidas y está listo para hacer más.

Así es cómo los políticos de la COP24 pueden ayudarnos a conseguirlo:

 

Mayor Ambición

  • Necesitamos que los países aumenten la ambición en sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés).
  • Los decisores políticos deben acordar aumentar los NDC para 2020 y comprometerse a hacerlo a fines de este año. Esto nos ayudará a alcanzar las cero emisiones lo antes posible.
  • Los decisores políticos deben reconocer el papel de las colaboraciones público-privadas en el establecimiento de estrategias climáticas de impacto en línea con el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Necesitamos una colaboración continua del sector privado, la academia y la sociedad civil para mejorar la ambición y la implementación, incluso extendiendo el Diálogo de Talanoa más allá de 2018.

Reglas claras

  • Necesitamos reglas claras y pautas para implementar y fortalecer la integridad del Acuerdo de París.
  • Esto debería incluir un inventario global para medir el progreso colectivo y un mecanismo con un proceso claro para conseguir NDC más ambiciosos cada cinco años.
  • Necesitamos claridad sobre la ambición y los impactos de los compromisos climáticos para ofrecer certidumbre y confianza a los inversores. Esto ayudará a las empresas a planificar mejor sus acciones en todo el espectro de los compromisos y estrategias nacionales.

Facilitadores Fuertes

  • Necesitamos políticas de precios de carbono efectivas que mantengan la competitividad, creen empleos, fomenten la innovación, generen reducciones de emisiones significativas, permitan la inversión, creen valor, garanticen la integridad ambiental y minimicen los costes sociales.
  • Necesitamos esfuerzos ambiciosos de adaptación y resiliencia que sean transparentes, fácilmente accesibles y comparables.
  • Necesitamos garantizar una transición justa para que nadie se quede atrás, que favorezca la creación de empleo verde y de calidad y que asegure que las comunidades prosperan y sean resilientes.

(ver documento completo aquí)

 

Y, por su parte, esto es lo que Ofrece el Sector Privado:

Desde el sector privado, se ofrecen mensajes y evidencias de avance en este sentido, muestra de que las empresas que lideran la acción climática, están haciendo sus deberes:

  • El WBCSD destaca que –a nivel mundial- desde la COP21, más de 800 empresas con 16,9 billones de dólares en capital de mercado han realizado más de 300 compromisos en acción climática. Las empresas están cumpliendo con estos compromisos y están listas para hacer más. A través de la iniciativa Low Carbon Technology Partnerships initiative (LCTPi) del WBCSD, cientos de empresas están implementando sus compromisos climáticos en el terreno..
  • En España, coincidiendo con la COP21 y el Acuerdo de París, Forética constituye a finales de 2015 el Clúster de Cambio Climático, plataforma de liderazgo empresarial en materia de cambio climático que cuenta con la participación de 62 grandes empresas. Las empresas que forman parte del Clúster de Cambio Climático, están comprometidas con la acción climática: disponen de estrategias corporativas de cambio climático y reportan periódicamente sobre su desempeño en la materia. Adicionalmente, según las particularidades de cada sector y tipo de empresa, se registran las siguientes acciones:
    • Medición de la huella de carbono, considerando los alcances 1, 2 y 3.
    • Definición de objetivos de reducción de emisiones (a 2020 y 2025), algunas empleando Science-Based Targets.
    • Establecimiento de objetivos de reducción y eficiencia energética.
    • Compensación de emisiones.
    • Consideración de un precio interno del carbono.
    • Apuesta por las energías renovables.
    • Desarrollo de planes de movilidad sostenible.
    • Incorporación de criterios ambientales en los procesos de selección y homologación de proveedores.
    • Sensibilización e implicación de empleados y otros grupos de interés.

 

Sin duda, es hora de ir más lejos e ir más rápido para conseguir la transformación necesaria que garantice la sostenibilidad de los sistemas económicos, sociales y ambientales.

Acerca del autor:

Ana Herrero
Directora de Proyectos y Servicios
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar