Search
Close this search box.
Transformation on rails: two years driving freight to rail

Hace tan solo un mes, presenciamos un emocionante cambio en la rutina de un contenedor de mercancías, acostumbrado a estar en terminales de trenes, viajar en ferrocarriles o camiones y reposar en puertos marítimos. Este contenedor, pintado de verde y con un mensaje inspirador que decía “Mercancías al tren”, rompió moldes situándose en el corazón de la Plaza de Castilla en Madrid. Su carga tampoco era común, su interior albergaba una exposición interactiva que proclamaba el papel fundamental del ferrocarril de mercancías en la lucha contra el cambio climático.

Madrid ha sido la última parada de este contenedor verde, icono de Mercancías al tren, una iniciativa europea itinerante que puso en marcha la compañía DB Cargo en Alemania, en 2021, coincidiendo con el Año Europeo del Ferrocarril y que, su filial española, Transfesa Logistics trajo a la península ibérica en octubre de ese mismo año animando al sector a unirse para caminar hacia un objetivo común.

Desde su llegada, este proyecto ha buscado transformar el transporte de mercancías en España y Portugal, destacando al ferrocarril como la opción más sostenible y comprometida con el medio ambiente. En comparación con el trasporte por carretera, un trayecto ferroviario emite entre un 100 % y un 80 % menos de CO2, supone un 50 % menos de costos externos y una reducción significativa de la congestión en las carreteras, entre otros beneficios que impactan positivamente en la sociedad y el entorno.

Desde entonces está on tour y además de Madrid, ha pasado ya por Valencia, Alicante, Barcelona, Logroño, Algeciras y ciudades portuguesas como Lisboa, Braga o Familaçao. 

A lo largo de estos dos años, la iniciativa ha marcado a miles de ciudadanos, despertando su conciencia sobre la huella ambiental de los productos que consumen. Además, ha ganado el respaldo de cerca de 50 actores clave en la industria logística, incluyendo empresas ferroviarias, cargadores, operadores logísticos y responsables de infraestructuras, quienes se han unido por primera vez en apoyo a esta acción que impulsa el transporte de mercancías por ferrocarril. También celebramos el respaldo de las instituciones públicas con la implementación del Plan Mercancías 30.

A pesar de estos logros, España se enfrenta a un desafío considerable: solo el 4 % de las mercancías se transportan por ferrocarril en el país, dejando un amplio margen para que el tren expanda su presencia. Teniendo en cuenta, además, que casi el 30 % de las emisiones globales de CO2 en España, provienen del transporte, la solución parece bastante clara: integrar el tren en las cadenas de suministro, utilizando este modo de transporte para las distancias largas y el camión en el último tramo, para recoger la mercancía en casa de cliente y llegar al destino final.

Es por eso por lo que debemos seguir respaldando con entusiasmo la iniciativa “Mercancías al Tren”, fomentando debates y estimulando la reflexión acerca de los beneficios del transporte ferroviario de mercancías. Nuestro objetivo es dejar atrás ese 4 % y marcar un hito transformador en la logística española, allanando el camino hacia un futuro más sostenible y consciente.

Related articles